Ascenso al Puigmal en día. El techo del Ripollés